jueves, 18 de diciembre de 2008

Dos poemas...

... de la serie "La silla después de la campana"

(hacía mucho que no subía poemas...)

XII.

Son ojos morados para mirar la vida los ojos
de los boxeadores toman el tono
de la sangre coagulada bajo la piel, son
ojos de hematoma que duelen

son ojos morados que en color y consistencia
se confunden
con una compota de ciruela,
ojos morados para mirar la vida del color de la ciruela
de ciruela fresca, no pasa,
porque la ciruela pasa es arrugada y seca y le falta la savia
la adrenalina que chorrea junto con la sangre
desaparramándose ahí arriba en el piso del ring.



(A la salida del Mustang Ranch)

A Ringo le abrieron el pecho con una escopeta
que tenía el mango del mismo color que
la mitad de los números
en las ruletas de Las Vegas donde esperaba a Sally.
Rojo
como la mitad de las barras
de la bandera yankee, rojo.

Ringo sangra rojo, como el Valiant rojo en que espera
como la alfombra de un hotel de morondanga.
Sangra color rubí
como el uniforme de la madama
como los labios pintados de Sally Conforte.

4 comentarios:

rodeos dijo...

es la primera vez que entro, y realmente me gusto y me agrado lo que vi
conocí el blog por una palabras a Lisandro
y es increible lo que provoca solo con un par de acordes y canciones que dicen no mas de tres estrofas, y en realidad cuentan tanto

ahora se viene otro niceto

allí estaré

muy lindo tu blog
me gusto lo que leí

saludos
que sigas bien

Marita***

rodeos dijo...

como puedo pasar cuando yo quiera, paso
jajjaa
eee, Lisandro toca el 07/02 en costanera sur, es gratis el recital que hace ahi, y es a las 21hs, desp toca nuevamente en Niceto el 27 de febrero y tamb es a las 21

espero q te sirva la info
y que vengas

creo q hay nuevos temas al parecer
saludoos!

Marita*

Cecilia dijo...

pues es bueno entrar a tu blog despues de mucho justo cuando posteás poesía después de mucho.

habrá que tenerte más vigilado, subí poesías!

Cresto dijo...

Bueno, el muerto se ríe del degollado, no?

Igual ya ví que actualizaste el blog...

Beso.