miércoles, 3 de septiembre de 2008

Esta vez me quedan dudas...

Este pago al Club de París, no me genera tanta confianza como el de 2005. Si antes era un acto de -pongamoslo así- "autonomía", este parece estar mucho más condicionado a la coyuntura política. De hecho si uno rastrea un poco los diarios de hace 2 semanas (más o menos) la opereta internacional que había alrededor de este tema era infernal...

Se me hace difícil tener una opinión al respecto clara. Por un lado, no me gusta el dejarse robar (porque, seamos sinceros, buena parte de esa deuda la tomó el gobierno militar y la legalizó el turco) alrededor de un 15% de las reservas. No me gusta (nada, nada, nada) que sea una medida muy condicionada.

Por el otro, me gusta que no se haya aceptado la nueva intervención del FMI (en tema monitoreo); me gusta que amigos economistas me digan que, en realidad, no afecta demasiado al tema de las reservas. Y cuando veo como se dan los alineamientos (si, si... es el problema que me obsesiona) me gusta un poco más. Por ejemplo, todos los medios y lo políticos (desde UCR hasta PRO) "liberales" chillaron: les gusta que se pague... no les gusta como. Vino (obviamente, y está bien) la crítica por izquierda (Página, el inefable Lozano)...

En fin, veremos que pasa. Después de la tormenta siempre es todo más dificil...

1 comentario:

Sebastián Matías Oliveira dijo...

dale dale! de una chabon

un abrazoo