jueves, 8 de mayo de 2008

Ahora si: estos son los pobres del campo

El gordo Lanata siempre agarra para el lado equivocado: "los campesinos amigos del gobierno". Otro titular pelotudo. Pelotudo por dos razones:

a) porque los que paran no son campesinos. Son la "pequeña", "mediana" y "gran" XXX del campo. Usen las categorías que quieran... Son eso. Ya subiré datos al respecto (en otro lado y tiro la primicia).

b) porque estos campesinos no son amigos del gobierno... porque si algo son, son los excluidos del campo. Son esos a los que la sojización, proceso que el gobierno apenas y tibiamente e insuficientemente con las retenciones, pareciera estar tratando de parar... eso a los que la sojización, digo, los está haciendo desaparecer (literalmente). Son los que no andan llorando por sus deudas y problemas con el Banco Hipotecario o el Nación, porque no tienen acceso a crédito. Lo máximo a lo que pueden aspirar es a algún programa pedorro de "Desarrollo Rural". Ahora bien, todo esto no hace que se sumen a la derecha fascista.

En fin, para seguir pensando los alineamientos, para seguir pensando de cuál de los dos lados hay que estar. Si, porque cada enfrentamiento redefine constantemente el terreno de las alianzas político- sociales. Y en el contexto de este enfrentamiento particular (y no me corran por izquierda con los matices, la complejidad, los grises y etcéteras; la complejidad a veces se resuelve de estas formas y además hablo de un enfrentamiento en particular) hay solo dos posiciones polarizadas, polarizantes, dicotómicas y demás binarismos.
Lo que saco en limpio del transcurso hasta aquí de todo este conflicto: que se empieza a vislumbrar cuál es la línea que tiene que empezar a marcar el gobierno y no solo para el conflicto agrario. Pero le tienen miedo, me parece, le tienen miedo al desborde.

6 comentarios:

Gabriel dijo...

te sigo en lo fundamentál del post, con respecto a los campesinos reales y a no confundirlos términos, pero hablando de no confundir pienso, es clara la línea que debe seguir el gobierno -si todavía sueña con ser popular-, y es claro que el campo es propiedad, pero también es clara una cosa, esta línea estuvo a la vista desde un principio y ahora, cuando la gobernabilidad ya no es un apriori y se convierte en un desafío, el gobierno se cierra sobre sí mismo con lo más duro y apunta a lo más tradicional, a moyanizar el pj, en vez de avanzar en las reformas que debió avanzar en su momento y que ahora con el panorama más difícil, quedarán archivadadas, si es que alguna vez se pensó desde el gobierno en redistribuir de forma seria, estas son: una drástica reforma tributaria y una ley de latifundios. sin embargo esto no se hizo y ahora el gobierno gasta sus últimas balas en reconstruir poder a costa de lo que sea.
sin duda duele más la traición que el ataque frontal del enemigo.
los que ahora podrían morder porque aún con menos poder tienen los dientes no lo hacen..

VerboAmerica dijo...

Si, así es...

Cresto dijo...

Gabriel: tampoco pedirles peras al olmo. Hay que tener fuerza para bancar dos reformas como las que vos planteas. Una ley de latifundios (léase, primer paso para una reforma agraria) puede significar enfrentamientos de magnitud mucho más marcadas que las que se vieron hasta ahora. (Digo, si por un % que el estado les retiene hacen esto, imaginate si habláramos de expropiación).

Otra cosa: sigo sin entender buena parte de las críticas a la construcción desde el PJ. ¿Cómo vas a dejar en manos del enemigo, la maquinaria política y social más imporatnte del pais? No es solo por "gobernabilidad"... A ver aclaro, por las dudas: en principio no me aprece un error. Habrá que ver que es lo que hace con este aparato. Pero me parece apresurado juzgarlo de antemano.

Tengo otras críticas al gobierno... pero me las reservo por el momento.

Saludos.

Gabriel dijo...

germán, lo del pj es la prueba, al menos para mí, de que el único tema en la agenda del gobierno es el desafío de gobernar a costa de lo que sea olvidandose o dejando como slogans de campaña el sueño de un país equitativo. trato de ser más claro, moyanizar el pj es volver a lo más ortodoxo del peronismo, a la derecha, que la puede haber neoliberal o estatista pero derecha al fin:los puestos de maquillaje del gobierno son de izquierda o centro izquierda y los puestos pesados, los que deciden lo importante son de derecha, para mi lo del pj es eso.

se que no le podría pedir una expropiación violenta -de hecho- a este gobierno, pero dado que siempre habla de distribuir por qué no se la puede pedir -en el plano del discurso-?

este último punto, creo, esa pequeña licencia discursiva a mí entender es lo mejor que dio el kirchnerismo,

de más está decir que con el campo lo banco, eso lo doy por descontado.

un abrazo

Cresto dijo...

Mirá, si lo mejor que dió el kirchnerismo es un giro discursivo (insinuado, y creo que ni siquiera...) entonces, no hay mucho más que hablar.

Igual, insisto: sigo sin entender la crítica al recueste sobre el PJ. "Moyanizar"... eso introduce una discusión acerca del compañero Hugo... y ya que estamos en blogolandia, tiro la bomba: me quedo con Moyano y el gremio de los camioneros, que con buena parte de la CTA (obviamente que no todos, aclaro, para que no me maten)...

Gabriel dijo...

me quedo con la cta, moyano compañero mío no es y lo del discurso es en futuro, creo que lo mejor del kirchnerismo ya se dio y lo que nos quedará como muela fértil donde prenda la caries es el lugarcito de apertura discursiva, yo ahí veo la fertilidad.